Herramientas de trabajo e ingredientes

¿Por qué comprar el fondant si lo puedo hacer yo mismo?

La repostería ha evolucionado con el pasar del tiempo. La tecnología y las nuevas tendencias del mercado han traido productos novedosos, que fueron creados para facilitar el trabajo y optimizar el tiempo de producción.  El fondant listo forma parte de estos productos pero existen muchos mitos alrededor de su uso. Por este motivo, usaré este espacio para presentar  sus características y dejar la ventana abierta para que puedas evaluar si lo usas o no lo usas. 

A continuación los puntos que deberías considerar a la hora de tomar una decisión:

– El precio: he observado que muchos reposteros rechazan el fonfant listo porque lo ven como una materia prima costosa que viene a encarecer el precio del producto final. Esta apreciación tiene sentido y es comprensible, sin embargo, es importante tener en consideración que, los recursos más valiosos para un repostero son su mano de obra y el tiempo que emplea en la preparación de sus productos, no los ingredientes que usa. Cuando trabajas con el fondant listo disminuyes el tiempo de producción de la cobertura, por lo que los costos asociados a la mano de obra bajan. Adicionalmente, el producto está listo para usarse, por lo que los tiempos de espera para que la cobertura repose también se eliminan. Tomando en cuenta estos factores puedo resumir que, comprar el fondant implica una mayor inversión en materia prima, pero permite optimizar el tiempo y el costo de la mano de obra. Es decir, te permite producir más y ganar más dinero, sin sacrificar la calidad del producto final.

 

– El sabor: el fondant listo se puede encontrar en variedad de sabores, el más usado es el de vainilla. Sin embargo, cada repostero puede modificarlo usando la esencia de su preferencia para darle un toque personal. 

– El acabado y los colores: existen varias marcas de fondant en el mercado y cada una de ellas tiene características especiales. Todos están hechos con la combinación de ingredientes que permiten un acabado profesional y se pueden teñir con los colores que prefieras. También existe la posibilidad de comprar el fondant ya teñido con una gran variedad de colores a escoger. Este es recomendable para trabajar con colores intensos como el negro o el rojo.

El fondant listo también te permite darle uniformidad a todos tus trabajos porque siempre usas el mismo producto y, si cometes un error de cálculo a la hora de producir fondant de un color determinado, puedes conseguir exactamente el mismo tono sin tener que preocuparte porque la nueva mezcla de colores quede exactamente igual a la primera.

– Tamaños y la conservación de las sobras: las marcas más importantes de fondant utilizan envases plásticos que permiten conservar las sobras del fondant en perfectas condiciones por largos períodos de tiempo. Puedes encontrarlos en empaques desde 2 hasta 20 o más libras.

Para cerrar te recomiendo que, si hasta el momento no has probado trabajar con el fondant listo, le des la oportunidad. Existen distintas marcas en el mercado y cada una de ellas cuenta con características especiales por lo que estoy segura de que al menos una será de tu agrado.

Si tienes quieres conocer más sobre las herramientas de trabajo de repostería te invito a leer este post.

Fuente de la imagen: http://tinyurl.com/ppufrbw

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s