Uncategorized

¿Quién soy yo y de dónde salió este proyecto?

Mi nombre es Marianna Capecci, soy gerente de proyectos de publicidad digital, madre, esposa y apasionada por la repostería desde pequeña 👩🏻‍🍳.

Toda mi formación básica en técnicas culinarias la aprendí, de las mejores maestras que una niña podría tener, mis abuelas. A los 21 años tuve la oportunidad de iniciar estudios formales en la escuela de cocina, sin embargo no pude completar la titulación porque, por recomendación familiar, la prioridad debía ser la opción que me brindara una mejor estabilidad económica en el futuro, es decir, mi licenciatura en Mercadeo (en ese momento los estudios en gastronomía eran vistos como una moda por la que optaban los jóvenes de familias con mucho dinero que no sabían qué hacer con su vida).

Completé mi carrera universitaria con éxito e ingresé al mundo corporativo en una buena empresa, pero mi vena repostera quedó latente. Me inscribí en todas las capacitaciones y talleres de repostería que mi presupuesto me permitía, vendía cupcakes y galletas en mercados comunales y decoraba pasteles para fiestas infantiles. Con el paso del tiempo y después de posicionar mis productos en el mercado, empecé a dictar talleres y fue cuando descubrí que también me encantaba enseñar 🍪 📚.

En el año 2009  vine a vivir a Panamá porque transfirieron por trabajo a mi primer esposo y puse todas mis aspiraciones profesionales en pausa con el propósito de mantener unida a mi familia. Un par de meses después de la mudanza nació mi primer hijo y decidí quedarme un año en casa dedicada exclusivamente a su cuidado 👩‍👦. Cuando decidí volver al mercado laboral, me encontré con una realidad muy distinta a la que estaba acostumbrada y toqué muchas puertas sin éxito. Mientras buscaba el mecanismo para ajustarme a mi nueva realidad, entré en proceso de divorcio y las cosas se complicaron un poco más.

Fue en ese momento cuando decidí emprender mi propio negocio. Empecé trabajando en el apartamento donde vivía y un par de años después me mudé a un local comercial en sociedad con otra persona, donde al poco tiempo de arrancar con el proyecto, sufrí una estafa. Esta experiencia fue muy dura pero me levanté y puse todo mi empeño en recuperarme. Después de un largo proceso de búsqueda, encontré un empleo de oficina y me enfoqué 100% a él durante un par de años más. Fue en ese momento cuando logré estabilizarme y recuperé la confianza para organizar mis ideas y volverlo a intentar 🎉.

En ese proceso conocí a mi actual esposo y compañero de vida. Juntos decidimos darle un vuelco a mi proyecto inicial para poder ayudar a otros emprendedores como nosotros a alcanzar sus metas. Mientras desarrollábamos nuestro nuevo proyecto, nació nuestra segunda hija y nos asociamos con personas de confianza que se enamoraron de nuestras ideas. Construimos todo con nuestras propias manos, acompañados de nuestros hijos y con la ayuda de amigos muy queridos que dedicaron varios fines de semana a ayudarnos sin cansancio. En nuestra tienda de repostería logramos reflejar nuestra visión y, además de vender a precio justo todas las herramientas necesarias para el ejercicio de la profesión, abrimos un espacio para dictar talleres y  degustaciones. Nuestro concepto generó tanto impacto que pronto la competencia empezó a seguir nuestros pasos y se observó una evolución en el servicio que estaban brindando. 🛒.

Todo iba viento en popa hasta que, en enero de 2017, nos enteramos que pronto iniciarían los proyectos de remozamiento de la ciudad y que, la calle donde estaba ubicado nuestro negocio, quedaría cerrada por varios meses. Esta noticia ocasionó que nuestros socios retiraran su inversión y, después de intentarlo por un tiempo, comprobamos que no teníamos el músculo financiero para continuar solos con el proyecto. Por este motivo tuvimos que cerrar las puertas del negocio y buscar otras alternativas de ingreso que nos permitieran cumplir con nuestros compromisos económicos familiares 👨‍👩‍👧‍👦.

Desde ese momento hasta la fecha, he estado trabajando nuevamente desde casa. Dicto talleres privados, tomo pedidos según mi disponibilidad de agenda, mantengo mi trabajo de oficina y sigo compartiendo todo lo que sé con todos lo que me contactan. Mantengo firme mi intención de abrir nuevamente un local para atención al público y estoy trabajando sin cansancio para poder lograrlo 💪🏻.

A pesar de todos los obstáculos que me he encontrado en en este proceso, hoy mi proyecto sigue en pie y más fuerte que nunca. No me avergüenzo de mis tropiezos porque ellos me han dejado muchas lecciones aprendidas y los comparto con ustedes para que sepan que el camino para alcanzar sus sueños no es fácil de recorrer y que hay que mantenerse en pie de lucha hasta alcanzar la meta. 

Esa es la parte de mi historia que está en desarrollo en este momento y que más adelante de seguro les contaré ¿cómo ha sido la tuya?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s